Los 3 pilares de la salud

La magnitud y versatilidad de la terapia biomagnética, le permite tratar todo tipo de enfermedades, tanto físicas como emocionales, ya que se pueden obtener mejores beneficios cuando el cuerpo humano es tratado de manera integral. De esta forma, los sistemas corporales trabajarán con mayor eficiencia, pudiendo así, obtenerse el equilibrio necesario para una buena salud.

Una vida saludable y equilibrada es posible cuando tratamos nuestra salud de manera integral, tomando en cuenta los tres aspectos fundamentales del ser humano: cuerpo, mente y espíritu; en este sentido, el bienestar físico dependerá del equilibrio entre estos tres elementos. Por esta razón, la terapia de biomagnetismo trata con la misma importancia, la parte mental que puede incluir los aspectos emocionales, y la parte física, que se relaciona directamente con el cuerpo físico.

En cada sesión de biomagnetismo y previo al rastreo general, se aplicará lo que llamamos “Protocolo Básico”, que consiste en aplicar un conjunto de pares biomagnéticos con la finalidad de tratar los tres pilares de la salud: DESINTOXICACIÓN, FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO Y RELAJACIÓN. En la desintoxicación se buscará la eliminación de toxinas y microorganismos patógenos, facilitando el fortalecimiento del sistema inmunológico, que es la barrera de protección contra todo tipo de enfermedades. Finalmente, la relajación tiene un importante impacto sobre la mente y las emociones, que también tienen un efecto en la parte física; un descanso adecuado ayuda a controlar mejor los niveles de ansiedad y estrés, mejorando la salud y obteniendo una mejor calidad de vida.

La desintoxicación del organismo es muy importante para preservar la salud, debido a que nuestro cuerpo, está constantemente expuesto a distintas formas de contaminación, como por ejemplo: toxinas y químicos en los alimentos que consumimos, exceso de azúcar, exceso de sal, saborizantes y/o colorantes artificiales, etc., consumo de sustancias nocivas, como cigarros, alcohol, etc., residuos de fármacos ingeridos, los cuales también pueden traer problemas posteriores de salud. Igualmente, tiene incidencia la contaminación ambiental con sustancias tóxicas tanto en el aire, como en el agua, pueden afectar el cuerpo y deteriorar la salud. Para tratar estos agentes contaminantes, el tratamiento de biomagnetismo buscará desintoxicar el cuerpo, a través de la colocación de imanes en distintos puntos, como los riñones y otros órganos, lo que activará los procesos de desintoxicación del organismo principalmente la orina, eliminándose los residuos antes mencionados.

Luego de la fase de desintoxicación, viene el fortalecimiento del sistema inmunológico. Este sistema es una compleja red de órganos, tejidos, células especiales y proteínas, que mediante las llamadas “respuestas inmunes”, atacan todo organismo patógeno o sustancia reconocida como amenaza que invada al cuerpo. Una de estas respuestas inmunes, se trata de los glóbulos blancos, los cuales se dividen en dos grupos: en primer lugar, los linfocitos B, que identifican amenazas y guardan la memoria del sistema inmunológico, recordando y reconociendo a los causantes de enfermedades, facilitando la inmunidad del organismo y haciendo posible una mejor respuesta, de producirse nuevamente un contacto con el agente patógeno. En segundo lugar, están los linfocitos T, los cuales se encargan directamente, de atacar y destruir los microorganismos o sustancias que hayan identificado los linfocitos B.

Los leucocitos son producidos y almacenados en algunos órganos que en su conjunto forman el sistema linfático, como por ejemplo: la glándula timo, el bazo, la médula ósea, los ganglios y vasos linfáticos. A través de los vasos y ganglios linfáticos, los glóbulos blancos o leucocitos, podrán desplazarse en el organismo, pudiendo vigilar e identificar cualquier amenaza que ataque la salud. En la terapia de biomagnetismo, el especialista colocará los pares biomagnéticos necesarios para producir y potenciar estos procesos, que fortalecerán el sistema inmunológico y traerán al usuario de la terapia, una mayor resistencia a las enfermedades.

Hoy en día es de vital importancia tener un sistema inmunológico fortalecido, debido a que en el mundo entero, estamos atravesando uno de los desafíos más importantes para la humanidad, con la pandemia del Covid-19. Muchos estudios científicos han demostrado que quienes padecen los síntomas más graves y corren mayor riesgo con esta enfermedad, son las personas que tienen enfermedades de base y un sistema inmunológico debilitado. Este debilitamiento del sistema inmunológico se da por causas como: malos hábitos en la alimentación, altos niveles de estrés, trastornos en el sueño, sedentarismo, etc. La terapia de biomagnetismo, puede ser de gran ayuda para combatir el virus del Covid-19, pudiendo combatirse de dos maneras: en primer lugar, utilizando la terapia de biomagnetismo de forma preventiva, es decir, al aplicarnos periódicamente el tratamiento de imanes para mantener el PH equilibrado, evitándose el desarrollo y proliferación de microorganismos patógenos, y en segundo lugar: si ya estamos infectados con el virus, la terapia puede llevar los niveles de PH a un nivel de equilibrio tal, que el virus no podrá subsistir pudiendo eliminarse de nuestro cuerpo. Lo mismo sucede con cualquier otra enfermedad o microorganismo patógeno.

La vida en las sociedades actuales con su ajetreo constante, la competitividad entre unos y otros, además de la lucha incesante contra el tiempo; pueden generar altos niveles de estrés, haciendo que la relajación sea uno de los beneficios más importantes que puede ofrecer el biomagnetismo. La importancia del descanso, la relajación y un sueño reparador, es fundamental, porque no solo podrán manejarse de mejor manera los niveles de estrés o ansiedad, sino que de igual forma, el equilibrio físico del cuerpo, requiere necesariamente de un sueño reparador y un descanso adecuado.  Para esto, además de la terapia, es recomendable mantener como habito la realización de actividad física, ya que ambos, ayudarán a obtener una mejor salud física y emocional.

La facultad que tiene el biomagnetismo de ayudar a la humanidad es muy amplia, dado que no posee efectos secundarios y es un complemento a la medicina tradicional, además es un tratamiento que está al alcance de todos y para todos; comprendiendo tanto la parte física y emocional, a un mismo nivel, logrando así, que todas las persona puedan recuperar la salud y mejorar su calidad de vida.

* Agenda tu hora con Carolina a trevés de este Link

Más Artículos

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Estamos aquí para responder cualquier pregunta que puedas tener